La historia de los travestis en Barcelona

Barcelona es una de las ciudades más liberales de España, es tolerante y carente de prejuicios. Una ciudad donde acuden cada año miles de turistas atraídos además de por sus playas y arquitectura, por la diversidad  y su carácter abierto.

Barcelona es el lugar ideal para los travestis

Los travestis en esta ciudad han encontrado un lugar donde poder vivir su sexualidad de una manera libre y sin complejos. Conocidos como travestis barcelona, siempre se han sentido más aceptados en este tipo de ciudades que en lugares con menor volumen de población.

A nivel mundial, ser travesti se ha convertido en un fenómeno psicosociocultural que crece día a día. El origen del travestismo se remonta según algunos a la mitología de algunas culturas antiguas, como puede ser la cultura China, donde en algún cuento sale retratada una mujer que se hace pasar por un hombre para acceder al servicio militar.

La diferencia entre un travesti y un transexual

Hoy por hoy todavía ser travesti y transexual lleva a confusión. Muchas personas todavía en la actualidad no lo tienen claro.

Hay que decir que un travesti es la persona que se viste y actúa de manera distinta a su género. En cambio, un transexual se siente distinto a como ha nacido, es decir, un hombre con cuerpo de hombre pero que se siente mujer. Una mente atrapada en un cuerpo que no desea.

Ocaña, figura clave del travestismo en Barcelona

José Pérez Ocaña, conocido popularmente por Ocaña, fue un travesti que vivió durante la época del franquismo, siendo una pieza clave de la resistencia ante el totalitarismo. Aunque era sevillano de nacimiento, se fue a vivir a Barcelona donde pasó la mayor parte de su vida.

Se le recuerda como una persona que quiso vivir su propia vida sin importarle lo que pensaran los demás. Se le hicieron numerosos homenajes, entre ellos el Premio Honorífico “Adriano Antinoo” otorgado en Sevilla como reconocimiento por su lucha contra la desigualdad y la diversidad.

La represión que se sufría en la Ciudad Condal por ser un travesti

En la época franquista concretamente, los travestis estaban perseguidos. No estaba bien visto tener una tendencia sexual fuera del convencionalismo, por eso, muchos homosexuales no decían ni expresaban su condición sexual por miedo a las represalias.

Después de morir Franco se empezaron a movilizar más colectivos que pedían los mismos derechos que los heterosexuales. En Barcelona se sucedieron manifestaciones que hacían visible este problema, siendo una capital activa en pro de la igualdad.

A día de hoy la ciudad sigue siendo reivindicativa con el colectivo LGBT y un claro ejemplo de esto es que todos los meses se celebran fiestas donde poder divertirse en compañía de amigos sin tener que ocultarse y viviendo la sexualidad libremente y sin complejos.

El día del orgullo Gay en Barcelona

Desde hace unos años se viene celebrando en la Ciudad Condal el Día del Orgullo Gay o Pride Barcelona.

La primera manifestación que se produjo en Barcelona con gente trans a la cabeza tuvo lugar en el año 1977, concretamente en la Rambla. Todos los años, en el mes de junio, la bandera multicolor hace aparición y ondea por cada rincón de la ciudad.

Barcelona se llena de gente que quiere reivindicar la diversidad sexual, así, como dar visibilidad a un colectivo que ha sido denostado durante demasiado tiempo. La ciudad por estas fechas se convierte en una gran fiesta, donde todos se manifiestan pacíficamente y viven intensamente unos días donde se respira normalidad y libertad.

El travestismo en la actualidad

A día de hoy se puede decir que los travestis viven con total normalidad su sexualidad, aunque siempre hay una parte de la sociedad que los critica o simplemente no los entiende.

En Barcelona hay agencias donde los travestis están muy solicitados. Hay una gran cantidad de ellas y puedes acceder a sus páginas webs para ver la galería de fotos donde aparecen imágenes de los trans, sus medidas, nacionalidad, así como los servicios que prestan.

Muchos hombres buscan en un travesti experimentar un deseo íntimo que les lleve a alcanzar el placer en toda la extensión de la palabra. Los que contratan estos servicios no son necesariamente homosexuales, al contrario, suelen acudir hombres heterosexuales que incluso están casados o tienen pareja. 

Solo que les gusta una mujer pero se excitan con los genitales masculinos.

Entre los servicios más demandados están el beso negro y la lluvia dorada, así como situaciones de sumisión y el fetichismo.

Estos trans son profesionales del sexo y disfrutan con lo que hacen. La discreción está asegurada, por lo tanto lo único que tienes que hacer es disfrutar del placer que te proporcionará una experta en complacer los deseos más salvajes que tengas. Sin complejos, con total libertad y sabiendo que alcanzarás un placer como no hayas experimentado jamás.

Por lo tanto y si sientes la necesidad de experimentar cosas nuevas en cuanto al sexo se refiere, no lo dudes más, un travesti es la opción ideal si quieres alcanzar el orgasmo de tu vida. Libérate de prejuicios y vive una experiencia que te llevará a sentir sensaciones jamás logradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *