¿Cómo instalar una mosquitera corredera?

Al desear evitar que nuestro hogar se vea invadido por diversos tipos de insectos y querer mantener tanto la frescura como la iluminación que solo proporciona una puerta o ventana abierta, una gran opción suelen ser las mosquiteras.

¿Por qué elegir mosquiteras correderas?

Las mismas pueden conseguirse en distintas clase, y de acuerdo a la que se seleccione, se instalará uno u otro modo.

En este caso nos estaremos centrando especialmente en las mosquiteras correderas, las cuales son ideales tanto para puertas como para ventanas correderas, debido a que se instalan dentro de su propio carril.

Cabe señalar que las mosquiteras correderas se presentan como una práctica y eficaz alternativa al querer resolver por completo el problema que suponen los mosquitos, animales pequeños e insectos, al igual que la entrada de suciedad y polvo exterior.

Del mismo modo que las mosquiteras fijas, las correderas se encuentran compuestas por perfiles fabricados con aluminio anodizado con estructura cuadrada los cuales poseen la misma medida que las hojas de las ventanas (lo que significa que al disponer de alguna ventana corredera compuesta por dos hojas, se necesitarán dos mosquiteras correderas que posean las mismas dimensiones que la ventana).

E igualmente para su instalación, se cortan perfiles para lograr ajustar la medida al hueco que ya existe, permitiendo la apertura parcial ya sea de la puerta o de la ventana.

También conviene mencionar que las mosquiteras correderas se diferencian de las fijas por que cuentan con unos rodamientos dentro del perfil inferior, los cuales permiten que sea más sencillo deslizarlas a través del perfil de la ventana.

Además, puede decirse que a medida que pasa el tiempo resulta más común utilizar esta útil herramienta para evitar insectos.

Principal función de las mosquiteras correderas

La principal función que tienen las mosquiteras correderas, como puede resultar evidente, consiste en impedir que insectos, mosquitos, moscas, pequeños reptiles o cualquier otro tipo de animales tengan acceso al interior del hogar, pero sin llegar a comprometer la ventilación e iluminación natural.

Al mismo tiempo, ayudan a evitar que las mascotas (perros, gatos o cualquier otra clase de animales) salgan de casa.

Ventajas de las mosquiteras correderas

A continuación estaremos presentando una lista con las ventajas y características principales que poseen las mosquiteras correderas:

Económicas

Destacan por suponer un sistema simple, útil y bastante económico, por lo que supone una inversión muy recomendable.

Sencilla instalación

Muchos fabricantes suelen ofrecer mosquiteras correderas previamente montadas, con la medida exacta del lugar en el cual se colocarán; por lo que únicamente hay que acoplarlas dentro del perfil y ya.

Mantenimiento Fácil

Basta con desmontarlas y limpiarlas usando algún pañuelo húmedo para asegurarse que se mantengan en buen estado.

Disponibles en diversos acabados y colores

Es posible encontrar mosquiteras correderas en numerosos colores y tres principales clases de acabados, los cuales consiste en los anodizados, los de colores lisos de RAL y los de madera.

Durabilidad

Suelen contar con un mayor tiempo de vida útil en comparación con otras clases de mosquiteras.

¿De qué forma instalar mosquiteras correderas?

Pese a que actualmente hay numerosas empresas que se dedican a la instalación de mosquiteras correderas dentro de los hogares, lo cierto es que no es preciso depender de ellas, ya que cualquier persona tiene la posibilidad de instalar su propia mosquitera corredera en su vivienda de forma muy fácil.

De manera que a la hora de instalar mosquiteras correderas con facilidad, será preciso comenzar por retirar cada uno de los elementos de su embalaje para después verificar el tejido, los perfiles, el cordón de goma, las cantoneras y el burlete.

Después hay que tomar dos tramos de perfil (uno de la base y otro del lateral junto) junto a una cantonera con ruedas, las cuales se colocaran en la base antes de introducir el perfil dentro de la base, para lo cual solamente existe una posición y no tiene margen de error.

Después debe ajustarse hasta que todo se adapte en su parte interior; en el caso de las mosquiteras de mayor tamaño es posible colocar un perfil intermedio que brinde más seguridad y mayor sujeción, dicha pieza tiene que deslizarse a través de la parte interior del perfil de aluminio manteniendo la parte redondeada dirigida hacia afuera.

También debe colocarse la otra cantonera mediante la rueda grande para determinar la parte inferior de las mosquiteras.

Una vez hecho lo anterior, hay que colocar el otro perfil lateral junto a una de las cantoneras superiores y en caso de que se incluya, habrá que instalar la barra antes de medir la distancia utilizando un metro y así poder ajustar ambos soportes a una misma altura.

Después hay que apretar las piezas para que se mantengan en su lugar y no se muevan. Normalmente, el perfil central debe ir bastante ajustado, por lo que será preciso asegurarse de presionar.

De igual modo, la última cantonera va acompañada por el perfil superior y luego ambas piezas se unen al resto del conjunto.

El tejido debe colocarse sobre la estructura asegurándose que sobre algo de tela a su alrededor.

Después hay que comenzar a colocar el cordón de goma en una de las esquinas cerciorándose de apretar con fuerza para que se ajuste totalmente a la ranura, para lograrlo es posible usar un destornillador de punta redonda.

Al encontrarse todo en su sitio, será momento de cortar la goma sobrante utilizando un cúter. Para terminar, solo hay que quitar los plásticos protectores y listo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *